Actividades, docentes y horarios.

Diariamente, los niños, agrupados de acuerdo a sus edades (2, 3, 4, y 5 años) participan de actividades programáticas o sistemáticas a cargo de docentes especializados.

El equipo docente aporta al niño experiencias diversas y ricas, sobre todo en la etapa en que está construyendo su aparato psíquico, etapa “fundante” de su mundo conceptual, afectivo, emocional y cultural.

No se trata de un criterio de tipo “sumatorio” sino de una interrelación dinámica y coherente entre las diferentes actividades, lo que supone una visión pedagógica macro, una concepción filosófica que las atraviese y una coordinación pedagógica permanente.

Buscamos no sesgar las opciones cuidando que todos los niños encuentren espacios de realización para sus gustos y fortalezas.

Actividades sistemáticas, frecuencia, docentes.


Con relación al área de lenguaje, se incentiva el desarrollo de la lengua oral y en los más grandecitos la lengua escrita, como herramientas para expresarse e interactuar tanto con sus compañeros como con los adultos, apostando a una comunicación dinámica que permita enriquecer las diferentes formas de expresión. Se revaloriza el libro a través del cual los niños se acercan a la poesía, la prosa, el cuento, la ciencia, la tecnología.

Con el docente como facilitador, miran, preguntan, piden que les lean y poco a poco van haciendo un descubrimiento personal que les permite decodificar el tan “misterioso” mundo de las letras y disfrutar del acceso natural a la lectura y la escritura.

img       img
Con las actividades de “Ciencias” se introduce a los niños en el mundo de la las ciencias naturales, la biología, la matemática, las ciencias sociales. Partiendo de sus experiencias cotidianas, se busca que enriquezca su relación con el medio. Estimulamos su natural curiosidad atendiendo sus inquietudes, los intereses que generan en sus juegos, en los paseos, en los libros que miran, en los talleres a los que concurren semanalmente en el propio Jardín.

img       img
El principal objetivo de los talleres de plástica es el desarrollo de la capacidad de crear, capacidad que por ser natural en el niño, si no se inhibe, les permitirá expresarse libremente sin perder la espontaneidad.

Trabajando en dinámica de taller como espacio de comunicación, los niños mezclan colores, trabajan el barro, tallan, pintan con los dedos o pincel, se expresan a través del collage, transforman crean, imaginan. Buscamos enriquecer la sensibilidad del niño haciendo hincapié en la utilización de todos sus sentidos; oler, tocar, mirar, escuchar…dándoles usos no cotidianos a materiales como el plástico, el cartón, el papel, la tela, entre otros.

img       img
Conocer pintores o escultores personalmente cuando es posible, visitar exposiciones, contemplar sus obras e inspirarse en ellas, es una forma de estimular las creaciones de los niños ampliando el entorno cultural.

img      img
Aplicando una metodología “natural”, la comunicación de realiza con la menor traducción posible, apelando tanto al lenguaje gestual como a apoyaturas concretas: láminas, audiovisuales, juegos, canciones, órdenes sencillas, preguntas simples, ejercitación de la memoria por la repetición, desarrollo de las habilidades de escucha, etc., de manera que el niño va integrando la segunda lengua como un código de comunicación con su propia lógica y no como un conjunto de palabras descontextualizadas, priorizando siempre la posibilidad de utilizarla plásticamente en situaciones cotidianas.

img       img
El “baño” que significa que un niño desde muy pequeño reciba el contacto con otros idiomas incide notoriamente en el aprendizaje en etapas futuras, modela su aparato fonatorio y amplía sus posibilidades de gusto por aprender nuevos idiomas sin interferir en el suyo propio.

img       img
En las clases de Educación Física se prioriza que el niño adquiera seguridad en el manejo de su cuerpo y utilice dinámicamente su propio entorno potenciando un desarrollo psicofísico armónico.

Se trabajan gradualmente diferentes nociones y familias de movimientos: locomoción, saltos, apoyos, transportes, trepa, ubicación espacial, ubicación temporal, estructuración del esquema corporal, desarrollo del equilibrio, fuerza, etc, pasando tanto por juegos libres como por juegos grupales y reglados, incluyendo poco a poco propuestas más complejos y con mayores dificultades de ejecución.

img       img
La alegría y el disfrute es lo que caracteriza todas las actividades: desplazarse en distintas direcciones y con distintos ritmos, pasar por puentes, túneles, hacer volteretas, saltar en el colchón, usar cuerdas, globos, aros, pelotas, bolsas de arena, en una palabra jugar, jugar y jugar… jugar con su cuerpo, con los materiales y con otros niños, venciendo pequeños y grandes desafíos.

img       img
El principal objetivo del Taller de música es la sensibilización musical estimulando e incentivando en los niños el desarrollo de la creatividad y la espontaneidad, potenciando su imaginación y posibilidades expresivas.

Se busca que disfruten de la música escuchando, bailando, cantando, en contacto con diversos géneros musicales y de esa forma contribuir al desarrollo del sentido rítmico, melódico y armónico, trabajando con instrumentos formales e informales, fomentando toda forma de expresión musical creativa, individual y grupal.

img       img
El trabajo en el Taller incluye la investigación con objetos y el propio cuerpo como forma de ampliar su mundo sonoro a partir de la reproducción, creación y discriminación sonora, ejercicios auditivos, memoria y sincronía rítmica, reconocimiento y uso de la voz como instrumento, desarrollo de la memoria, entonación, entre otras actividades.

De acuerdo a la edad de los niños se jugará con los tonos y alturas, duración, intensidad, silencios, irán logrando reconocer y marcar pulso y acento, reproducir esquemas rítmicos y crear otros, trabajar la afinación, la potenciación del canto colectivo y la diferenciación con el canto individual, la creación de diferentes melodías y el desarrollo de la capacidad de escucha.

Que los niños se vinculen afectivamente con la música y a través de ella refuercen sus propios vínculos afectivos, es en última instancia nuestra principal búsqueda.

img       img
En la huerta los niños cultivan, cuidan los canteros, elaboran su propio compost, cosechan, cocinan y consumen sus propios productos y en forma natural toman contacto con los ciclos de los diversos cultivos.

img       img
El trabajo en la huerta aborda la integración del concepto de ecosistema, considerando los distintos componentes: suelo, cultivos, malezas, plagas, clima y el hombre como integrante de él.

El trabajo en equipo, la solidaridad y el compromiso por el trabajo común, la espera de los tiempos biológicos y la de los propios compañeros, así como la capacidad de enfrentar dificultades y re-planificar trabajos propio de las actividades que involucran ciclos biológicos, son constantes de la actividad y ser capaces de producir alimento sano, es la gran recompensa.

img       img
La actividad del taller teatral apunta a que los niños a través del juego corporal, con la utilización de elementos intermediarios, descubran su potencial creativo e imaginativo. Explorando dentro de cada uno podrán compartir con el grupo sus vivencias, fortalecer sus vínculos, reconocer los tiempos personales y grupales, transitar diferentes estados emocionales y expresivos, comunicar sentimientos.

img       img
En el espacio de expresión teatral todo se puede transformar y las cosas se resignificarán para poder jugar con ellas. La posibilidad de sacar los objetos de su contexto y darle significados propios nos permite utilizarlos para interactuar con el otro o ser parte del espacio escénico; en un objeto puede haber mil objetos y en una historia mil historias… hasta donde nuestra imaginación alcance.

img       img
La enseñanza del ajedrez integra la currícula desde los dos años de edad, conscientes que en este nivel todavía no jugamos al ajedrez, sino con el ajedrez.

img       img
Si bien los niños pequeños pueden acceder al juego en forma elemental, en la medida en que generan interés y un vínculo afectivo con la actividad, podrán en el futuro profundizar en el mismo sin límites, disfrutar del placer de aprender y pensar y así potenciar el desarrollo del pensamiento lógico, la capacidad de concentración, la elaboración de estrategias y tácticas en aras de un objetivo, en suma la visión de proyecto que plantea cada partida.

img       img
A través de los malabares, las acrobacias en tierra y la introducción a las acrobacias aéreas, los zancos, el clown… se conjugan expresión, destreza, trabajo en equipo, constancia y sobre todo alegría y participación.

En cada Taller de circo se apunta a que los niños se relacionen reconociendo y aceptando sus diferencias, superando los miedos, disfrutando de los desafíos y aceptando las pequeñas frustraciones.

El tipo de actividades que se proponen apuntan tanto al desarrollo de su motricidad gruesa, al manejo de su cuerpo y al dominio de su esquema corporal como a su motricidad más fina a partir de coordinaciones que pongan en juego todos sus sentidos.

img       img
Las actividades circenses son un gran aporte para aceptar lo imprevisible, lo no rutinario, para no actuar en base a certezas y no tener temor a la innovación.

Buscamos que los más grandecitos del Jardín puedan manifestarse en forma integrada, incentivando la creatividad, la solidaridad, la alegría de compartir, el desafío consigo mismo y la tolerancia, valores que creemos hoy más que nunca es necesario impulsar.

img       img